Me gustaría recomendaros una película: Captain Fantastic (Matt Ross, 2016). La película es una auténtica maravilla, con un humor inteligente y un mensaje lleno de grises. Y es especialmente recomendable para los que nos dedicamos a la enseñanza, pues en ella se propone un sistema de educación (y de vida) alternativo. Tras verla, he decidido escribir este post sobre la palabra interesante y otras palabras “vacías”.
Sin querer destripar mucho (Ay, qué bien, he usado destripar y no hacer spoiler) esta película narra la historia de un padre que ha educado a sus hijos aislados de la “civilización” y por un hecho que no voy a desvelar ahora tiene que volver con ellos al mundo convencional.

Interesante, una no-palabra

En un momento de la película, hablando del libro Lolita de Vladimir Nabokov, una de las hijas del protagonista usa la palabra interesante, y sucede lo siguiente (te dejo el diálogo traducido al español más abajo):

Hija:¿Qué es un burdel?
Padre: Es una casa de putas. ¿Qué estás leyendo? ¿Lolita? Yo no te lo he mandado.
Hija: Me he adelantado.
Padre: ¿Y?
Hija: Es interesante.
Hijo:¡Palabra ilegal!
Hijo:¡Papá, Kielyr ha dicho “interesante”!
Padre: Interesante es una no-palabra. Tienes que evitarla. Sé más específica.
Como ves este diálogo es muy int… peculiar, además de ilustrativo de la visión que tiene el padre sobre la educación, sin tabúes ni atajos. Me fascinó la película pero especialmente esta parte, ya que me hizo reflexionar y ser mucho más consciente de lo rico o lo pobre que puede ser nuestro discurso. De hecho escribiendo este artículo he tenido que evitar en bastantes ocasiones la palabra en cuestión.
Llevé el tema a mis clases, y creó unas dinámicas muy divertidas con algunos estudiantes, ya que nos reíamos cada vez que utilizábamos la palabra interesante para cualquier cosa. Es una muletilla típica de las personas que aprenden español. Y me pareció int… importante hablarlo con ellos. No para dejar de utilizar la palabra, pero sí para crear algunas actividades que podrían ser int… útiles para clase. Eso sí, todas estas actividades no son para estudiantes principiantes, son para como mínimo un A2, ya que estamos hablando de enriquecer vocabulario.

Actividad de sustitución de interesante.

En el siguiente ejercicio, primero veremos con los estudiantes que todas las frases pueden completarse con la palabra que nos ocupa (menos en una en la que habría que añadir es) .

Como deberes, los estudiantes deberán escribir una frase con cada una de las palabras que hay que seleccionar en el ejercicio:

entretenida/o:

atractivo/a:

recomendable:

útil:

enganchar:

curioso/a:

sorprendente:

significativo/a:

Entonces…

¡Ay, maldito entonces! Es una palabra que me trae loco pues cuando hablo en público lo utilizo demasiado, y soy consciente del abuso que hago del término.  Ahora lo que os propongo es lo siguiente:  Un texto con muchos entonces que tiene una doble función:

  • Mostrar a los estudiantes lo útil y usada que es esta palabra.
  • Practicar distintos conectores narrativos.

Primero leemos el siguiente texto:

Tengo que contarte algo. El otro día puse una lavadora. Entonces  vi la tele. Entonces me llamó mi madre y hablamos mucho. Entonces me dormí. Me levanté al día siguiente y fui a la cocina. Entonces recordé que había lavado la ropa el día anterior. ¡Qué desastre! saqué la ropa de la lavadora y entonces lo vi: la ropa blanca ahora era rosa, porque dentro de la lavadora había una gorra roja. Entonces entró mi novia en la cocina y entonces…

Después debemos sustituir casi todos los entonces por otros nexos: después, más tarde, en ese momento, de repente, en cuanto, mientras (cambiando un poco la frase si es necesario).

Finalmente, lo más divertido: Los estudiantes han de terminar la historia. ¿Qué pasó después? Puede ser en formato diálogo, puede ser narrativo, lo que quieran pero deben escribir un final para esta tragedia.

Es una cosa que…

Otra de las palabras que usamos con mucha frecuencia es la palabra cosa.

Vamos a hacer el siguiente ejercicio.

  1. Cada estudiante elige 3 cosas.  Pueden ser cualquier cosa: objetos, alimentos, medios de transporte. Después hay que describirlas: Es una cosa que sirve para cocinar y que es redonda. Es una cosa que comemos y que es amarillo.
  2. Más tarde, toda la clase agrupa las cosas en términos más específicos: objetos, alimentos, utensilios de cocina, herramientas, vehículos, productos. De esta manera activamos mucho vocabulario, hacemos asociaciones léxicas y encontramos sinónimos de cosa.
Aquí terminamos este post sobre interesante y otras palabras “vacías”, espero que te haya resultado útil, divertido, educativo, sugerente, aplicable a tus clases y por qué no, interesante 🙂
Si quieres estar informado de nuestras novedades, puedes suscribirte a nuestra newsletter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.